Un espacio verde en un mundo gris: html garden

Henry Tejera
Henry Tejera Tecnología

Sería bastante fácil escribir algo para que sea leído por cientos de ávidos lectores. Que WhatsApp incorporó tal o cual funcionalidad. Que hay una herramienta de inteligencia artificial que es capaz de hacer esto o lo otro, etc.

Sin embargo, tengo un fetiche por las cuestiones que se alejan de las tendencias. Por ese motivo, te pregunto: ¿cómo llegaste hasta acá? ¿Qué estás buscando? Porque lo que te estoy por mostrar está en las antípodas de cualquier «moda».  

Un vergel de HTML

Sí, leíste bien: un jardín de HTML. Eso es html garden; un (muy) particular proyecto, que alguna mente intrépida materializó.

html garden: un proyecto creativo que explora la idea de un sitio web “estacional
html garden: un proyecto creativo que explora la idea de un sitio web «estacional».

Si me obligaran a definir qué es html garden, creo que no puedo (muy a mi pesar), expresarlo mejor que ChatGTP.

Cuando le pregunté que me ayudara a comprender el propósito del proyecto. Esta fue su respuesta:

«El sitio web “HTML Garden” es un proyecto creativo que explora la idea de un sitio web “estacional”, que cambia y crece con el tiempo. Creado por Spencer Chang, este jardín digital presenta plantas nativas digitales, formadas por elementos HTML que simulan patrones de crecimiento de plantas reales. Los visitantes son alentados a regresar regularmente para observar el crecimiento y la aparición de nuevas especies, con la intención de ofrecer una experiencia única y poética en la web.»

¿Computación recreativa?

Quizás la computación recreativa no sea la caja ideal para encasillar un proyecto como este. Una (quizás) mejor aproximación sería definir a html garden como un experimento de computación exploratoria, o, porque no, poesía tecnológica.

En todo caso, estamos ante un evidente uso que, en principio, se aleja del objetivo inicial de lenguaje de marcado creado en la década de los 90, por el físico Tim Berners-Lee. El proyecto es algo así como una exploración de las barreras del medio, para ofrecer una «experiencia» diferente a la que esperamos de un sitio web tradicional.

El creador

Spencer Chang es el creador de esta maravilla.

Con solo darle una mirada al sitio personal de Spencer, notamos su impronta de artista y pensador: https://www.spencerchang.me

Sitio de Spencer Chang.
El hogar en internet de Spencer Chang.

Chang se define así mismo como: «programador, escritor, imaginador de internet, poeta computacional».

Poeta computacional… interesante. Y, sin duda, hay algo de poesía en ver nacer, crecer y morir una improbable flora digital que habita la pantalla.

«¿Cómo podemos hacer que la Web sea más natural y que dé prioridad a los humanos en lugar de a las computadoras o las instituciones? ¿Cómo queremos interactuar con Internet más allá de la “navegación”? ¿Cómo daríamos forma a Internet y a nuestro contenedor para habitarlo (actualmente, nuestros navegadores) si fueran nuestros barrios y hogares?», comienza diciendo Chang en uno de sus muchos «experimentos» https://tiny-inter.net.

 

Y es que queda bastante claro (o al menos eso me parece), que Chang busca explorar otras dimensiones de internet, que nos permitan estar más cerca el uno con el otro, sin la necesidad de que esa conexión se convierta en datos que pueden ser utilizados para inducirnos a comprar cosas o, incluso, a pensar de determinada manera:

«A pesar de todo el uso (en el sentido de utilidad) de la web, las personas todavía encuentran diferentes formas de ir más allá de la funcionalidad “prevista” para expresarse y conectarse entre sí.».

Y esto es sola la punta del iceberg. Pero no tengo tiempo para seguir, al menos, por hoy.

Adiós.

 

 

— Ojo, son avisos 👇—
— Fin de los avisos —