El diseño web despojado.

El diseño web despojado (o una vida sin CSS)

Henry Tejera
Henry Tejera Internet

Me gusta Japón. Es, en varios aspectos, tan diferente que no puedo dejar de encontrar algo nuevo cada vez que veo un video de algún youtuber recorriendo sus calles.

Una máquina expendedora de artículos extravagantes. Una combinación de alimentos imposible. Un aparato tecnológico para usos pocos convencionales, y cuestiones por el estilo.

Sin embargo, hay un aspecto de las grandes urbes niponas que rápidamente pierde su encanto para convertirse en algo molesto: la excesiva contaminación visual, provocada por las luces brillantes de la publicidad radiante (y eso que no sé japonés, como para sumar el cansancio de decodificar los mensajes que transmiten).

Japón. Satoshi Hirayama.
Japón. Foto: Satoshi Hirayama.

No lo niego, por 1 o 2 horas tiene su encanto. Una ciudad con estilo cyberpunk, puede acompañar muy bien una suave melancolía; pero al final, me termina cansando.

Japón. Aleksandar Pasaric.
Otra vez Japón. Foto: Aleksandar Pasaric.

He notado, no sin cierta tristeza, que este efecto de agotamiento visual, también me pasa con los sitios web, que están cargados de cosas y colores, para no hablar de la publicidad omnipresente.

Me fatigan visualmente los sitios en donde necesito completar una tarea, por ejemplo: alguna plataforma de gestión de proyectos, un marketplace como Mercado Libre, Amazon, entre otros. 

Todo lo anterior, es una excesiva introducción para presentarte un proyecto: https://nocss.club. Una lista de sitios web, que decidieron llevar al extremo la idea de mantenerse alejado de la saturación visual y la complejidad tecnológica en la web.

No CSS Club

«La red moderna es literalmente Satán y probablemente se comerá a tu primogénito si no hacemos nada al respecto, ¡y rápido!»se puede leer en el primer párrafo del sitio, como para que, de entrada, no queden dudas de su postura.

Sitio no-css.club

Este movimiento aboga por un regreso a los principios básicos de internet: proporcionar acceso a la información de manera simple y directa

Es la búsqueda de una internet noventera, que recién comenzaba a luchar contra los crawlers web, y aún ofrecía la magia del descubrimiento; la alegría de encontrar algo que no necesariamente estabas buscando.

Este movimiento se ha cristalizado en lo que se conoce como el «No CSS Club», una iniciativa que claramente desafía las convenciones actuales del diseño, argumentando que para hacer lo que la web fue inicialmente destinada —hacer accesible la información a través de internet—, todo lo que se necesita es servir documentos HTML y dejar de lado lo que sea «azúcar para los ojos», que endulza pero no llena.

Principios y normativas del club

Muchos de los adeptos a esta filosofía, sostienen que el «estilo» es una tapadera que busca esconder la falta de información interesante con adornos innecesarios.

Por ese motivo, el club establece reglas bien claras para quienes deseen unirse: no usar CSS, ya sea vinculado o incrustado en etiquetas de estilo (<style>); no emplear atributos de estilo y abstenerse de utilizar JavaScript. Así de simple.

Los miembros del club

Mi presentimiento se cumplió. Me encontré con varios proyectos y propuestas que bien podría catalogar como interesantes, mientras navegaba por los 36 sitios que, al momento de escribir esto, conforman el «No CSS Club».

Como este espacio es acotado (más que nada por pereza), voy a mencionar solo algunos de los sitios que se encuentran en la lista.

El artista del Teletext

Will es el responsable del sitio https://mode7.club/.

Para entender la propuesta artística de Will, es necesario conocer Teletext.

Una familia sentada junto a un televisor con Teletext.
Una familia feliz sentada junto a un televisor con Teletext.

Teletext (Teletexto en español), fue un servicio de información televisiva que se popularizó en las décadas de 1970 y 1980.

Este sistema permitía a los usuarios acceder a una variedad de textos y gráficos simples a través de su televisor, usando el control remoto para navegar por páginas numeradas de información, no muy alejado a lo que vemos hoy en la web, como ser noticias, deportes y las predicciones meteorológicas. 

En su sitio web, obviamente que desprovisto de CSS, Will ofrece una interesante variedad de imágenes que emulan el estilo visual de Teletext, que se caracterizan por su baja resolución y una acotada paleta de colores, lo que da como resultado imágenes y texto con aspecto de bloques.

Algunas de sus piezas:

La página de Dennis M. Ritchie

https://www.bell-labs.com/usr/dmr/www/

Sí, la página del prominente científico de la computación estadounidense, Dennis M. Ritchie, sigue estando en línea y no usa CSS.

Sitio de Dennis M. Ritchie.

Nacido el 9 de septiembre de 1941, Ritchie es el co-creador del lenguaje de programación C, uno de los lenguajes fundamentales en la historia de la computación.

Y como si esto de inventar C no alcanzara, Ritchie también tuvo un papel destacado en el desarrollo del sistema operativo UNIX, junto con Ken Thompson y otros colaboradores en los laboratorios Bell.

Ritchie falleció en el año 2011, pero su familia aceptó mantener activa su página personal de los laboratorios Bell.

En el sitio en cuestión, encontramos unas breves pero emotivas palabras de parte de los hermanos de Ritchie:

«Como hermanos de Dennis, Lynn, John y Bill Ritchie, en nombre de toda la familia Ritchie, queríamos transmitirles a todos ustedes lo profundamente conmovidos, asombrados y agradecidos que estamos por los cariñosos homenajes que le hemos brindado a Dennis. 

Podemos confirmar lo que seguimos escuchando una y otra vez: Dennis era un hermano infaliblemente amable, dulce, sencillo y generoso… y, por supuesto, un completo geek. Tenía un sentido del humor hilarantemente seco y un gran aprecio por los absurdos de la vida, aunque su visión del mundo carecía por completo de cinismo o mezquindad. 

Estamos terriblemente tristes por haberlo perdido, pero nos conmueve más allá de las palabras al darnos cuenta de la huella que dejó en el mundo y de lo bien que parece entenderse su amable personalidad, más allá de sus logros.

Lynn, John y Bill Ritchie»

Tax Religion

https://jss.taxreligion.org

«Soy anarquista. Soy el anticristo. Bueno, más o menos. En realidad, no», se puede leer en este particular rincón de la red.

Sitio sin CSS Tax Religion.

Si bien no es un sitio muy extenso, en taxreligion podemos encontrar:

Por cierto, el sitio fue creado con el venerable editor: Ed, man! !man ed, y tiene un archivo robots.txt bastante restrictivo: https://jss.taxreligion.org/robots.txt

Nico Nacq

https://nicolas.nacq.me

Nico es un desarrollador y artista que tiene dos versiones de su sitio: uno «moderno» y otro al que llama minimalista, sin CSS.

Sitio web de Nico Nacq.

Es un sitio web personal, en donde Nicólas nos muestra sus proyectos y variados intereses: https://nicolas.light.nacq.me/projects/

Una tienda sin CSS

La lista de miembros del «No CSS Club», no solo está conformada por sitios web personales, y como ejemplo tenemos la tienda de Kevin Koster, dedicada a la venta de artículos electrónicos: https://www.ombertech.com/

Si te estás preguntando cómo es posible maquetar un sitio web como ese sin usar CSS, bueno, la respuesta es simple: las viejas y queridas tablas HTML.

Antes de la popularización del CSS, las tablas eran el principal método para estructurar el contenido y darle diseño a las páginas web.

Aunque hoy en día se considera una práctica obsoleta para la disposición de elementos debido a problemas de accesibilidad, rendimiento y semántica, técnicamente aún se pueden usar tablas para maquetar páginas, como lo demuestra Koster con Ombertech.

Dejando de lado por un minuto al sitio en sí, Ombertech tiene productos realmente coquetos, como ser:

Un mini blog

https://minim.blog/

El concepto de minim es fascinante; sobre todo para aquellos que están interesados en movimientos como Jamstack, que buscan minimizar la complejidad del desarrollo web. 

Un mini blog.

Minim: De la palabra latina minimus, que significa «menor» o «más pequeño».

Minim lleva el blogging (casi, casi) a su mínima expresión, utilizando un único archivo .txt para sus entradas. 

En ese mismo archivo se encuentran los 10 principios que conforman el manifiesto de Minim:

  1. OBJETIVO: Escribir sobre minimalismo existencial y digital.
  2. ALCANCE: Un post por semana durante seis meses hasta el 03/2024.
  3. TEMPORIZADO: Todos los domingos por un máximo de treinta minutos.
  4. PUBLICACIONES: Entre 300-500 palabras en texto plano digerible.
  5. EDICIONES: Solo permitidas dentro de los maravillosos treinta minutos.
  6. HERRAMIENTAS: Vim, LanguageTool para las ediciones finales y git.
  7. CODIFICADO: Web y feed en un solo archivo, sin CSS, texto sin formato.
  8. COSTES: Sólo nombre de dominio, 10€ primer año, 25€ renovación.
  9. COMPARTIR: Envíe un correo electrónico a minimblog[arroba]duck[punto]com.
  10. PROMO: Este blog no será promocionado en las redes sociales.

El sitio de pad.js

https://pad.js.org

pad.js es un servidor web de archivos estáticos, ligero y mono-archivo desarrollado con Node.js, sin dependencias externas. 

El sitio de pad.js.

Se puede iniciar con un simple comando que utiliza cURL y Node.js, facilitando su configuración en diferentes sistemas como Linux, macOS y Windows

Algunas de sus características son:

  • creación de índices de directorios jerárquicos con capacidad de ordenamiento;
  • subida de archivos desde el navegador;
  • manejo de tipos MIME; 
  • soporte para transferencias multipartes HTTP 206;
  • opciones para integración HTTPS.

La documentación de este pequeño, pero poderoso servidor, se encuentra en una página que no usa CSS.


Hay más, muchos más sitios. Pero no quiero quitarte la emoción de descubrirlos.

Para ir cerrando

Si bien podríamos discutir si CSS es una herramienta esencial al momento de desarrollar una interfaz gráfica para la Web, una que verdaderamente facilite la «digestión» y el engagement con el contenido, lo cierto es que hay muchos espacios en donde sobrecargar los sitios web con elementos visuales y funcionales, pueden desviar la atención de la información esencial.

¿Estamos realmente mejorando la accesibilidad y la comprensibilidad de la información, o simplemente estamos decorando el espacio digital? (👈 Eso lo «pensó» ChatGPT; no me quiero hacer el crack, que no me da para tanto).

Como casos de uso, pienso sobre todo en blogs, o en utilidades cuyo objetivo sea ofrecer compatibilidad para dispositivos muy veteranos, que ya no pueden seguir el frenético avance de las diferentes tecnologías que conforman la web.

Fin.


/ Súmate al boletín. No es gran cosa, pero es gratis 👇 /